Cabello Maltratado vs. Cabello Sano

¿Cuál es el estado de tu cabello? ¿Está saludable, reseco o maltratado? ¿Tu cabello puede estar reseco y a la vez maltratado? Seguro. Pero también puede ser uno u otro. Hay algunas señales a las que debe prestar atención que te ayudarán a distinguir las diferencias:

 

Características del cabello sano. El cabello sano tendrá un equilibrio adecuado de las siguientes propiedades:

  • Elasticidad: la capacidad del cabello para estirarse o manipularse sin romperse.
  • Porosidad: la capacidad del cabello para absorber la humedad (puede variar de baja a alta).
  • Fuerza: la capacidad del cabello para resistir la rotura con la manipulación.

 

El cabello con textura saludable debe:

  • Tener mínima rotura.
  • Sentirse suave al tacto.
  • Lucir brillante o al menos tener algo de brillo.
  • Tener la capacidad de retener la humedad adecuadamente.
  • Tener un patrón de rizo razonablemente uniforme desde la base del cabello hasta las puntas.
  • Tener contracción: volver a su posición original después de estirarlo.

 

 

Formas de saber si tu cabello está maltratado:

El maltrato o daño se puede definir como cualquier condición en la que una o más de las estructuras del cabello (la cutícula, la corteza, la médula, etc.) se alteran tanto física o químicamente que no pueden volver a su estado original. Las cutículas del cabello pueden agrietarse y deshilacharse, dañando la corteza y la médula, y la fibra capilar puede quedar expuesta y desprotegida en casos extremos. Cuando el cabello está dañado, a menudo se debe a que los enlaces de proteínas en el cabello se han roto debido a tratamientos químicos excesivos para el cabello, lo que hace que el cabello se debilite y, a su vez, se rompa.

 

Causas comunes de maltrato o daño del cabello: prácticas regulares de cuidado del cabello como manipulación mecánica (incluye daño por fricción y tensión), peinado con calor, procesos químicos como coloración permanente, decolorante, etc.

 

La pregunta es, ¿qué tan maltratado está tu cabello?

Textura. Pasa el dedo por un mechón de cabello para descubrir cómo se siente; ¿Se siente áspero o lleno de baches? Si hay una diferencia notable en la suavidad de un solo mechón de cabello desde la raíz hasta las puntas, es probable que tenga espacios en el mechón de cabello, lo cual es un signo significativo de rotura. Los tratamientos con proteínas ayudan a rellenar los huecos / agujeros temporalmente a lo largo del tallo del cabello.

 

Puntas abiertas. Las puntas abiertas se pueden confundir fácilmente con el frizz. Las puntas abiertas son las puntas dañadas del tallo del cabello que se han dividido en dos o tres fragmentos. Si tu cabello se ve lleno y voluminoso en las raíces y mucho más delgado en las puntas, probablemente tus puntas estén dañadas.

 

Caída / rotura del cabello. La muda diaria normal es de 50 a 150 cabellos. Si notas una caída diaria excesiva del cabello durante más de tres meses, o notas una cantidad cada vez más significativa de caída, podría haber una afección médica subyacente o algún otro factor que deba abordarse, considera consultar a tu médico para averiguar si la pérdida de cabello es causada por enfermedades, medicamentos, afecciones de la tiroides u otra causa.

Los posibles factores externos son: calor excesivo, uso incorrecto de productos, demasiada tensión mecánica, acumulación, procesos químicos, demasiadas puntas abiertas, etc.

 

Nudos rebeldes. El cabello texturizado es más propenso a dañarse que el cabello liso. Si estás haciendo todo lo correcto con tu sesión de desenredado y todavía estás luchando con nudos rebeldes, tu cabello puede estar dañado. Tú conoces mejor tu cabello, y si antes era suave y abundante y ahora está apagado, adelgazado, enredado y no se mantiene bien, entonces sabes que algo no está bien.

 

Elasticidad. El cabello es elástico, especialmente cuando está mojado, pero uno de los mayores problemas con la pérdida de elasticidad es que a veces puede ser difícil de diagnosticar. La elasticidad es lo que hace posible el peinado del cabello y es un signo revelador de la salud del mismo. Para comprobar si tu cabello ha perdido su elasticidad, estira un mechón mientras está húmedo. Si la hebra se rompe con poco o ningún estiramiento, es posible que necesite más humedad. Si se estira un poco y luego vuelve a su estado natural, entonces es elasticidad normal. Si se estira más de lo normal y luego se rompe o se siente flácido o blando entre los dedos, es posible que necesite proteínas.

 

Cabello reseco. Cabello reseco no es lo mismo que cabello maltratado. Lo creas o no, el cabello puede deshidratarse. Cuando tu cabello no mantiene suficiente humedad, el resultado es un cabello reseco y sin brillo. La resequedad puede hacer que algunos tipos de cabello se encrespen y otros se caigan.

¿Qué aspecto tiene el cabello reseco? El cabello reseco tiene una textura quebradiza al tacto y los cabellos sueltos pueden ser visibles. También se puede notar picazón en el cuero cabelludo y caspa. Si no se cuida el cabello adecuadamente, el cabello reseco puede enredarse fácilmente y provocar que se rompa, provocando que pierda más cabello que el promedio.

 

Fundas de almohada y toallas: dos que no consideramos al pensar sobre el cabello reseco. Los beneficios de tener una funda de almohada de seda o satén son que crea menos fricción en el cabello, permite que el cabello tenga una superficie suave, ayuda a prevenir los enredos y protege el cabello de la rotura y la fricción. La fricción puede alterar la capa de la cutícula del cabello, lo que provoca el cabello encrespado. Las fibras de seda o satín también son menos absorbentes que la mayoría de los otros materiales, lo que mantiene intacta la humedad del cabello y la piel.

 Una de las cosas más importantes que vienen después de la ducha es lo que se usa para secar el cabello. Lo más probable es que se use una toalla de baño de algodón y envuelvas tu cabello en un turbante, o quizás lo uses para frotar y quitar el exceso de agua de tu cabello. El problema radica en la toalla que elijas. La textura seca de las toallas de algodón o de felpa puede dañar el cabello delicado y húmedo y empeorar las puntas abiertas. Las toallas de microfibra son mejores para tu cabello porque el material es más suave y más aún que el algodón, lo que la hace ideal para secar sin fricción ni daño adicional.

 

Causas comunes de cabello reseco:

  • Edad
  • Factores ambientales
  • Hábitos excesivos de tratamientos de cabello (es decir, demasiado champú, acondicionador, coloración, etc.)
  • Cloro en el agua
  • Dieta inadecuada
  • La falta de ingesta de agua
  • Funda de almohada de algodón de baja densidad.

 

Verna Meachum

Bounce Curl.