Consejos para la Transición a un Cabello Saludable.

Una de las preguntas más frecuentes que recibimos es cómo hacer la transición a un cabello saludable. Estamos tan contentos de que todos lo soliciten, que decidimos dedicarle una publicación de blog completa. Podemos imaginar lo ansiosos que están para que sus rizos vuelvan a un estado saludable y, si bien puedes esperar una solución rápida, reparar el cabello dañado requiere tiempo, consistencia y paciencia. Tampoco existe una manera perfecta de realizar la transición. La forma en que lo hagas dependerá de cosas como tu objetivo final, tu régimen, etc., pero la buena noticia es que, con la información correcta y la comprensión adecuada del cuidado y mantenimiento del cabello, PUEDES lograr un cabello saludable.

¿Es posible pasar de un cabello seco, quebradizo y dañado a un cabello suave, liso y sano? La respuesta no siempre es cortar y secar porque depende de qué tan dañado esté tu cabello. Es fácil olvidar que el cabello puede ser muy frágil. La exposición al sol, los productos químicos, las planchas e incluso el cepillado diario pueden pasar factura.

Hemos recopilado algunos consejos sobre qué esperar y cómo realizar la transición. Si tu deseo es lograr un cabello saludable, entonces todo comienza con el establecimiento de un régimen.

Lo primero es lo primero. La limpieza profunda de tu cabello es el primer paso para reparar el daño y mejorar la salud del cabello. Necesitas una pizarra limpia para desarrollar tu régimen y te recomendamos que utilices nuestro Shampoo Limpieza Profunda y Suave (de uso diario), ya que es probable que tu cabello tenga todo tipo de acumulación de productos que puedan afectar la condición de tu cabello. No solo es una buena idea hacer limpieza profunda del cabello, sino que mantener el cuero cabelludo limpio es vital para el crecimiento saludable del mismo.

Evita los productos con ingredientes tóxicos o que resecan. ¿Conoces el dicho "obtienes por lo que pagas"? Esto es válido para muchas cosas, y especialmente cuando se trata de invertir en productos para el cuidado del cabello. A veces, en nuestra búsqueda por ahorrar dinero, pasamos por alto las razones por las que algunos productos cuestan menos que otros, -y una de las razones es que estos productos usan ingredientes de baja calidad o contienen rellenos-, esto no quiere decir que los productos menos costosos o las marcas son “baratas”, pero su única finalidad es animarte a mirar más allá del precio y centrarte en lo que es realmente importante al comprar: ingredientes de calidad y la funcionalidad. Nuestros productos están hechos sin ingredientes agresivos o tóxicos y marcarán una diferencia considerable en la calidad y textura de tu cabello.

Al hacer la transición, debes dejar las cosas que causaron el daño en primer lugar; No hay término medio. La transición significa no productos químicos, no calor directo, etc.

Se pueden lograr muchos peinados hermosos sin el uso de calor:

  • Prueba peinados protectores, es decir, varillas de permanente, giros, trenzas, etc.
  • También puedes invertir en pañuelos/fundas de almohada de satín o seda (es el mejor material para tu cabello), diademas y lindos clips para crear peinados recogidos y diferentes estilos.
  • Tu cabello lucirá más saludable y se mantendrá más fuerte si usas métodos más naturales para lograr el mismo aspecto que el peinado con calor.

Solicita la ayuda de un estilista profesional en cabello rizado. No te aferres al cabello dañado por el simple hecho de tener el cabello largo. Ya sea que te decidas por un corte sustancial o cortar gradualmente tu cabello dañado, un estilista profesional puede ayudar a guiarte a través del proceso y aconsejarte sobre qué corte de cabello funcionará mejor para ti. Asegúrate de preguntar cuál es su experiencia y qué tipo de capacitación recibió; asegúrarte de que sea un profesional con licencia.

Sé gentil. Para desenredar tu cabello mojado, usa un peine de dientes anchos o tus dedos. El cabello es más frágil cuando está mojado, por lo que es imperativo ser delicado. El calor directo o los productos químicos han dañado tu cabello, así que no esperes que su cabello sea tan fuerte y saludable ahora como lo será una vez que se haya recuperado por completo del daño.

Mantén tu cabello hidratado. Una de las cosas más esenciales en la transición del cabello es hidratarlo. El acondicionamiento profundo es necesario para el cabello seco, pero especialmente para el cabello dañado. El uso de tratamientos de acondicionamiento profundo es una forma de restaurar la humedad, mantener la elasticidad y el brillo. Tu cabello será menos propenso a romperse y tendrá menos frizz. Tu cabello está en un estado débil y frágil durante la transición, por lo que necesita toda la humedad y los nutrientes que pueda obtener.

Céntrate en la nutrición. Deshazte de los alimentos procesados ​​que no te aportan las vitaminas esenciales. El cabello se nutre de vitaminas específicas que se encuentran en una dieta saludable. Los suplementos vitamínicos pueden proporcionar a tu cuerpo los nutrientes esenciales para el crecimiento del cabello. Tenemos vitaminas para el cabello que están formuladas para darle a tu cuerpo lo que necesita para ayudar a fortalecer la apariencia del cabello, la piel y las uñas.

Recuerda: Estos consejos están diseñados para nutrir tu cabello rizado. Date tiempo a ti y a tu cabello para adaptarse. Debes esperar que ésto tome algunas semanas (o posiblemente más) antes de que empieces a ver resultados y de te familiarices con tu nuevo régimen. Una vez que hayas alcanzado tus objetivos de cabello saludable, seas constante. Cuanto más consistente seas, mejores resultados obtendrás.

¡Buena suerte y enhorabuena por ser natural! ¡Estamos aquí para ayudar!

 

Verna Meachum

Bounce Curl

EEUU