¿Quieres un estilo de vida saludable?

¿Quieres un estilo de vida saludable?


Un estilo de vida saludable debe ser una forma de vida, y no solo una solución temporal para un resfriado o para negar un fin de semana glotón. Una vez que tengas el hábito de mantener una rutina saludable, podrás ver, sentir y experimentar los beneficios de un estilo de vida saludable.
Hay beneficios significativos y duraderos para mejorar tu forma de vida para garantizar que vivas una vida sana y larga.

Los beneficios de un estilo de vida saludable se pueden dividir en dos partes: los beneficios de un estilo de vida activo y los beneficios de comer bien. Echemos un vistazo a ambos para darle una idea y un incentivo para cambiar tu forma de vida.

Algunas personas se sorprenderán al descubrir que el ejercicio no beneficia su apariencia física, sino también su salud mental, sus relaciones y su felicidad en general. Independientemente de si eres o no un atleta, aquí hay algunas formas en que el ejercicio puede mejorar tu salud cardiovascular y mental:


1. Reducción del estrés: después de un largo día de trabajo o estudio, a veces lo último que puedes hacer es correr en el gimnasio. Sin embargo, uno de los beneficios más efectivos del ejercicio es el alivio del estrés. Sudar y poner en funcionamiento las endorfinas puede ayudar a controlar el estrés físico y mental de una persona al aumentar la cantidad de norepinefrina en tu cerebro. La próxima vez que te sientas mentalmente cansado, dirígete al gimnasio en lugar de a su cama.


2. Aumento de la felicidad: probablemente hayas escuchado que el ejercicio aumenta las endorfinas de tu cerebro, lo que lleva a los sentimientos de felicidad: esto es cierto. También es cierto el hecho de que la felicidad puede ayudar a elevar los síntomas de depresión en individuos clínicamente deprimidos. Entonces, si te sientes triste, el ejercicio puede ser tan efectivo como cualquier medicamento utilizado para tratar la depresión.


3. Mejora de la autoconfianza: cuando haces cosas que hacen que tu cuerpo se sienta bien, también comienzas a sentirte bien contigo mismo. El ejercicio puede funcionar para tonificar, fortalecer y tensar los músculos de su cuerpo, y todos estos factores pueden mejorar tu autoimagen.


4. Sal a la calle: obtener una dosis diaria de vitamina D también ayudará a aumentar tu estado de ánimo y tu autoestima. Un estilo de vida saludable es aquel que lleva a tomar tiempo y apreciar y utilizar todos los aspectos de la naturaleza y la vida. Tómate un tiempo cada semana para caminar y disfrutar del aire fresco y el sol.


5. Mantente mentalmente fuerte: a medida que envejecemos, nuestros cerebros
comienzan a disminuir. Al incorporar el ejercicio en nuestra rutina diaria, podemos disminuir la probabilidad de Alzheimer y otros tipos de deterioro cognitivo. Para las personas entre las edades de 25 y 45 años, hacer ejercicio es más importante porque puede prevenir la degeneración o los aspectos de nuestro cerebro que se dedican a la memoria y el aprendizaje.


6. Disminuye la ansiedad: la ansiedad puede ser debilitante y, a veces, agotadora. Al hacer ejercicio, puede reducir los síntomas de ansiedad. Los estudios han demostrado que los químicos que libera su cerebro antes o después del ejercicio pueden ayudarlo a calmarse.


7. Fortalece las células cerebrales: si hace ejercicio regularmente, puede ser más
inteligente de lo que era si opta por renunciar al gimnasio. El ejercicio cardiovascular crea nuevas células cerebrales que, a su vez, mejoran la función y el rendimiento cerebral general de un individuo.


8. Control de adicciones: cuando haces ejercicio, tu cerebro libera una sustancia química de recompensa, que es similar a la sustancia química de recompensa que sientes en respuesta al ejercicio, el sexo, las drogas, la comida, etc. Aquí es donde las adicciones pueden entrar en juego, ya que las personas pueden convertirse adicto a la dopamina. Afortunadamente, el ejercicio puede ayudar a aliviar sus adicciones al eliminar la prioridad de sus antojos, lo que lo lleva a vivir una vida más saludable y feliz.


9. Fomentar la creatividad: el ejercicio también puede ayudar a impulsar la creatividad. Por ejemplo, una sesión de gimnasio puede aumentar nuestra actividad cerebral por hasta dos horas después del entrenamiento. Entonces, la próxima vez que necesites algo de inspiración, comienza a realizar un ejercicio de bombeo de sangre como medida.